Pura Vida | Sobrenatural
15164
post-template-default,single,single-post,postid-15164,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Sobrenatural

Sobrenatural

 

Descubre el Increíble Papel del Espíritu Santo en Tu Vida Cotidiana La mayoría de nosotros estamos familiarizados con historias acerca de “superhéroes”, personajes ficticios como Superman que es extremadamente poderoso y siempre está listo para salvar la situación cuando se necesita de su ayuda. Bastante bien, ¿verdad? Bueno, como cristianos, tenemos acceso a Alguien aún superior: el Espíritu Santo. Cuando aceptamos a Cristo como nuestro Salvador, El Espíritu Santo viene a morar dentro de nosotros, Dios literalmente nos da a cada uno de nosotros un pedacito de Él Mismo. Entonces, ¿qué significa esto? Esto significa que todo el poder, la fuerza, el consuelo, la creatividad, y la ayuda de Dios están disponibles para nosotros en todo momento.

Él es nuestro superhéroe en la vida real. En Juan 16:7 Jesús usa una variedad de palabras para describir la increíble obra del Espíritu Santo: Consolador, Ayudador, Defensor, Intercesor, Fortalecedor y que está a la espera. Echemos un vistazo de lo que esto significa para nuestras vidas… Consolador Es simplemente increíble lo que puede suceder cuando empezamos a pedirle al Espíritu Santo Su ayuda y soluciones a nuestros problemas. Recientemente, yo estaba teniendo episodios de sensación de debilidad y cansancio, y como busqué al Señor sobre esto, Él me mostró que no estaba comiendo con la suficiente frecuencia y el azúcar en mi sangre estaba demasiado baja.

¡Ajusté mi dieta y todo volvió a la normalidad! Cuando más tarde me fui al médico, que confirmó que este era el problema. Creo que a menudo damos muchas vueltas en busca de soluciones, cuando el Señor tiene nuestras respuestas todo el tiempo. El Espíritu Santo es nuestro Consolador, y como nosotros le buscamos, Él puede revelarnos en pocos momentos las cosas que nunca pudiéramos descubrir por nuestra propia cuenta. Ayudador ¿Sabías que el Espíritu Santo quiere ayudarte en cada pequeño detalle de tu vida? Quizás tú eres como lo fui yo antes. Por años, me sentía como que estaba bien traer mis “problemas más serios” a Dios, pero no quería molestarlo a Él con las cosas pequeñas. La verdad es que, el Espíritu Santo está preocupado por cualquier cosa que a ti te preocupe, ya sea algo “serio” como un problema familiar… o algo tan simple como arreglarte el cabello en la mañana. “Ayúdame” se ha convertido en una de mis oraciones favoritas. Cuanto más reconocemos el Espíritu Santo y pedimos Su ayuda, más descubriremos Su presencia y capacidad en todo lo que hagamos. Defensor La Biblia nos dice que Satanás es nuestro adversario. De hecho, incluso lo llama el “acusador de nuestros hermanos”. (Apocalipsis 12:10 NVI).

Pero hay buenas noticias: Tenemos un defensor, el Espíritu Santo, Quien aboga a Dios por nosotros. Él no es sólo nuestro Abogado con el Padre, sino también el Espíritu Santo nos acompaña s través de la vida, ayudándonos, defendiéndonos, y favoreciéndonos con otros cuando lo necesitamos. Cualquiera que sea la situación que estés enfrentando, tu puedes estar tranquilo sabiendo que el mismo Dios esta de tu lado. Intercesor No sé donde estaría yo sin la ayuda del Espíritu Santo en mi vida de oración. La Biblia dice que Él no sólo intercede por nosotros al Padre, sino que también viene en nuestro auxilio y nos ayuda a orar la perfecta oración cuando no sabemos qué o cómo orar. (Romanos 8:26) 1 Corintios 2:11 dice que nadie conoce los pensamientos de Dios excepto el Espíritu Santo.

Eso significa que, independientemente de la situación, el Espíritu Santo siempre puede ayudarnos a orar la oración correcta en el momento correcto. Fortalecedor Isaías 40:29 dice que Dios…Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil. Yo nunca comienzo mi día sin pedirle al Espíritu Santo que me de la fuerza, física y mentalmente en todas las aéreas. Porque no importa lo fuerte, talentoso, capacitado que pensemos que somos, cada uno de nosotros requerimos de la fortaleza de Dios para cumplir Su voluntad y disfrutar de nuestras vidas. Yo te animo a que empieces a pedirle al Espíritu Santo por fortaleza en el transcurso del día. Mientras lo haces, Él te dará energía para hacer tu trabajo, resistir la tentación, ser amable, amoroso con los demás y tener éxito. He descubierto que incluso una breve oración para pedir la fortaleza de Dios puede marcar la diferencia. El que Está a la Espera

¿Qué significa tener el Espíritu Santo a la espera? Hace años, el Señor me dio un ejemplo fabuloso. Dijo Piénsalo de esta manera: Si alguna vez has estado en lista de “espera” para tomar un avión, sólo tienes que esperar cerca hasta que haya un cupo disponible, entonces tú tomas esa oportunidad. De la misma manera, el Espíritu Santo está haciendo una pausa, a la espera de entrar en nuestras vidas… esperando por nosotros para pedir Su consuelo, consejo, guía y ayuda. Amigos, quiero que sepan que estas cubierto por Dios. Creo que muchos de nosotros tenemos una mentalidad que dice: Oh, no quiero molestar al Señor con eso. Pero la verdad es esta: El mejor te conoce es Quien más desea ayudarte. Él está contigo dondequiera que vayas.

Fuente: Por Joyce Meyer