Sentire Seguridad en Jesus

Sentire Seguridad en Jesus

Joyce Meyer

Debemos decidirnos a permitir que las pruebas de la vida hagan surgir a la luz nuestras impurezas, para que podamos pulirnos y ser más puros.

Dios desprecia la independencia. Él quiere que seamos tan dependientes de Él, como lo es la rama de la vid. No hemos de poner nuestra confianza en la carne, ni en la propia ni en la de nadie.

¿Cuántas veces has confiado en tus propias fuerzas, para fallar y sentirte desafortunada? ¿Cuántas veces te han traicionado o decepcionado otras personas luego de que depositaras en ellas tu confianza? ¿Cuántas veces te has sentido desalentada porque otros te rechazaron o no hicieron lo que esperabas?

Dios seguirá haciéndonos pasar por estas pruebas hasta tanto decidamos depositar nuestra confianza solo en Él. Las pruebas no cambian. Los que cambiamos somos nosotros.

Algunas personas pasan la vida entera intentando hacer que cambie todo lo que los rodea, intentando controlar a otras personas y a las circunstancias, sin darse cuenta de cuál es la fuente de su infelicidad y miseria.

Estamos expuestos al fracaso continuo, a la desilusión permanente si dependemos de nosotros mismos o de otras personas para nuestra seguridad.

Seremos rehenes de ciertas cosas para sentirnos felices y jamás lograremos cambiar porque esperamos que cambien los demás, y el mundo que nos rodea.