CÓMO PUEDO ACERCARME A DIOS

El Salmo 51:17 dice:

“Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios ”. 

 

Probablemente en algún momento ha pensado cómo puedes acercarte a Dios, cómo puedes entablar una conversación en el que puedas contarle todas tus cosas sin temor y al mismo tiempo, tener la confianza que él te escuche. Y aunque parezca difícil puedo decirte por experiencia propia que no lo es, que con un poco de práctica y disposición descubrirás lo increíble que es vivir a diario cerca de Dios. 

Dios nunca va a despreciar un corazón sincero, un corazón genuino que simplemente se acerque a él y le diga: Señor aquí estoy tal como soy, con todos mis defectos y pecados. 

Un obstáculo para acercarnos a Dios es el temor, una mentira del enemigo para hacernos creer que demasiado somos pecadores y así cumplir su propósito de mantenernos alejados del Señor. 

Estar en la presencia de Dios es una de las experiencias más reconfortantes que todos deberían vivir un diario, al hablar con él y confesar nuestras faltas, inmediatamente se puede percibir como la atmósfera cambia, la angustia y todo aquello que nos alejaba de Dios desaparece. 

 

Acércate a Dios

Buscar a Dios es una de las prácticas más sencillas, pero más poderosas que un ser humano puede hacer. No importa si es en tu habitación, la cocina, la oficina, o en el baño, si es en ese momento que tú tienes esa privacidad y esa comunión, no importa en donde tú estés ¡Dios está ahí para escucharte! 

Recuerdo cuando estuve por tres meses como misionera viviendo en el Norte de África, tenía que caminar en medio del desierto del Sahara para dar una clase de arte a 23 chicas musulmanas, me sentí sola en un lugar inhóspito pero a la vez maravilloso por su gente y su cultura y tenia que caminar cubierta con el Málafa (vestimenta árabe de mujer), y recuerdo haber levantado siempre mi mano derecha miraba mi sombra en la arena y sentía como Dios estaba conmigo, así como lo dice Su palabra “Él es tu sombra a tu mano derecha ”, detalles de Dios para recordarme que él estaba cerca de mi. 

Finalmente: En el libro de Santiago 4: 8 la biblia dice: Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. No es momento para dudar, es tiempo de acercase a Dios y él se acercará a ti. Créelo que Dios se acercará a ti y lo sentirás a tu lado en cada paso que das en tu vida cotidiana.   

 

Johanni Reyes  

CEO-Comunicadoras Hispanas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.